Aromaterapia

Cuando se trata de salud existen muchas alternativas de tratamiento para las diferentes enfermedades y una de las formas más usadas es la aromaterapia la cual se basa en la utilización de diferentes materiales como el aceite que se extrae de las plantas esenciales, siendo uno de los más usados los aceites aromáticos, con el objetivo de causar efectos de bienestar en el cuerpo de los pacientes para el tratamiento de alguna enfermedad, cuya eficacia no ha sido demostrada en su totalidad.

Esta es una forma de medicina, clasificada como un tipo de medicina alternativa, en la que los profesionales de la aromaterapia utilizan aceites de lavanda sobre la piel de los pacientes con la intención de obtener beneficios tanto físicos como psicológicos en el tratamiento o prevención de alguna enfermedad, sin que exista evidencia suficiente que demuestre su eficacia.

Qué es la Aromaterapia

Como parte de la medicina alternativa se encuentra la aromaterapia cuyo objetivo es causar un efecto de bienestar en el cuerpo o diferentes beneficios que pueden ser psicológicos o físicos a través del uso de algunos materiales con aroma en los que se incluyen los aceites esenciales, si quieres saber que son, visita https://www.promofarma.com/blog/herbolario-y-fitoterapia/aceites-esenciales-que-son-que-propiedades-tienen-y-como-se-usan/, siendo uno de los más usados, el aceite de lavanda, sin embargo, no existe evidencia científica que pueda sostener su eficacia.

A pesar de no existir una evidencia clara, científica, confiable que demuestre la eficacia de la aromaterapia en la cura, prevención o tratamiento de enfermedades, esta alternativa medica utiliza aceites esenciales que son mezclados con otros productos que derivan de especies vegetales.

Estas mezclas de aceites aromatizados pueden ser aplicados de diferentes formas para poder conseguir su objetivo principal que es el bienestar físico o psicológico de la persona, cuyas aplicaciones son de manera tópica, puede ser por inhalación, de forma o interna e incluso a través de la inmersión en aguas aromatizadas.

Existe mucha controversia sobre su eficacia para el tratamiento, prevención o cura de enfermedades, siendo objeto de muchas investigaciones en búsqueda de la eficacia de la aromaterapia, sin embargo, hay pruebas que sostienen que estas ayudan de forma eficaz para tratar los vómitos y las náuseas que se presentan durante el postoperatorio.

La aromaterapia puede ser de dos formas, se puede aplicar como terapia complementaria en la cual esta se usa en conjunto con otros tratamientos convencionales cuya evidencia científica ha sido demostrada.

La otra forma de aplicación es como una medicina alternativa en la que esta reemplaza por completo los tratamientos convencionales, siendo el único método para el tratamiento o prevención de la enfermedad.

En el portal Netiev.com, el aromaterapia es considerada parte de las ciencias ocultas de la nueva era, según el listado ubicado en https://netiev.com/ocultismo, de esta forma, se puede generar un concepto controvertido, pues, entre anuncios esotéricos se pueden encontrar propuestas de servicios de esta práctica que está centrada al bienestar corporal y no al intercambio esotérico.

Es destacado que ese portal de anuncios tiene categorías relevantes en diferentes ciudades en el que se publican videntes, brujos y otras corrientes esotéricas, algunas a mencionar son:

Sin embargo, hasta que punto podía considerarse el Aromaterapia cómo una práctica esotérica, cómo para estar ofrecida por especialistas en este tipo de portales, sin dudas, a nuestro concepto sólo parece una percepción errónea de marketing, que al abrir oportunidades para anunciantes, igual sigue siendo aprovechada.

Historia del Aromaterapia

El inicio en el uso de la aromaterapia con el objetivo de ser terapéutico tiene sus orígenes en civilizaciones muy antiguas, en las que se incluyen, los indios, los chinos, los griegos, los egipcios y hasta los romanos.

Estas civilizaciones usaban los aceites esenciales de forma cosmética, en drogas y en perfumes con fines, no solamente terapéuticos, sino también con fines higiénicos, espirituales y hasta con fines de uso en rituales.

Proveniente de la gracia antigua, nos encontramos con Dioscórides un médico cuya practica se mantuvo en Roma, y el mismo es el autor del texto De Materia Medica que tuvo lugar en el siglo I, en donde este describe que los aceites tienen propiedades curativas con respecto a las creencias de dicha época.

A lo largo del siglo XI el uso de aceites esenciales destilados era empleados con fines medicamentosos, y fue entonces, Avicena quien aisló por primera vez aceites esenciales a través de la destilación al vapor.

Con el pasar de los tiempos podemos encontrar que, durante la era de la denominada medicina moderna, la aromaterapia aparece por primera vez en forma escrita esta terapéutica, siendo impresa en el año 1937 bajo el título Aromathérapie: Les Huiles Essentielles, Hormones Végétales, siendo este un libro francés cuyo autor es René-Maurice Gattefosé un químico de la época, también es posible encontrar esta versión en el idioma ingles al cual fue traducido en el año 1993.

Se tiene la idea que este libro surge a raíz que en el año 1910 su autor, Gattefosé, sufrió una quemadura grave en una de sus manos y utilizó un ungüento de aceite de lavando para tratarla, lo cual le resultó muy eficaz, lo que lo llevó a querer investigar el principio o los componentes químicos que tenías los aceites esenciales con el fin de poder usarlos de forma médica.

Más adelante, durante la Segunda Guerra Mundial un cirujano francés, Jean Valnet, ejerciendo sus labores como cirujano de la armada emplea los aceites esenciales para curar las heridas de los soldados que fueron heridos en combate, este utiliza estos aceites con fines antisépticos.

Este mismo cirujano, Jean Valnet, para el año 1964, realiza una publicación en la que afirma que el libro de Gattefosé, Aromathérapie, es una obra necesaria y fundamental para poder entender la base de la aromaterapia.

Eficacia del Aromaterapia como medicina alternativa

A pesar de la larga trayectoria en el uso de la aromaterapia como medicina alternativa no se ha encontrado una evidencia científica o médica que pueda avalar el uso de esta como parte en la prevención o cura de enfermedades.

Uno de los entes que más investigaciones ha llevado a cabo en busca de la eficacia de esta como medicina alternativa ha sido el gobierno de Australia, los cuales llevaron a cabo una investigación exhaustiva sobre las terapias alternativas con la intención de poder incluir estas dentro de los seguros de salud. Pero sus resultados no fueron alentadores, ellos evaluaron un total de 17 terapias dentro de las cuales se encontraba la aromaterapia, dicha investigación arrojó que no hay evidencia suficiente que demuestre su efectividad.

Aun no se ha podido establecer una evidencia médica que demuestre que la aromaterapia cura enfermedades, sin embargo, diferentes investigaciones clínicas han encontrado resultados prometedores con el uso de esta fitoterapia o aromaterapia.

Dentro de las intervenciones terapéuticas que se ha podido encontrar de la fitoterapia o aromaterapia está el hecho de disminuir los niveles de ansiedad de las pacientes durante el momento del trabajo de parto.

Otro de los hallazgos que demuestran los beneficios de la aromaterapia es la disminución de los síntomas, no solo de ansiedad, sino también de depresión cuando se utiliza esta en los pacientes con cáncer.

Muchas investigaciones se han llevado a cabo y se ha encontrado que uno de los aceites esenciales usados en la aromaterapia, un aceite que se usa de forma rutinaria, el aceite de bergamota tiene propiedades tanto analgésicas como antiinflamatorias al ser aplicado de manera tópica sobre las lesiones.

En la actualidad, la efectividad de la aromaterapia para el tratamiento de diversas enfermedades no ha podido ser demostrada y esto se debe, también, a la falta de realización de estudios que empleen una metodología de forma rigurosa que puedan avalar los resultados encontrados.

Se han llevado ha cabo muchas revisiones de forma sistémica en búsqueda de la efectividad clínica del uso de la aromaterapia para el manejo del dolor durante el trabajo de parto, así como también revisiones sobre su eficacia en el tratamiento de vómitos y nauseas causadas en el postoperatorio, manejo de ciertas conductas que resultan desafiantes en pacientes con demencia y manejo de algunos síntomas en personas con cáncer.

Dentro de los resultados de diferentes estudios se ha encontrado evidencia de que mejora el estado de animo en los pacientes, mientras que también, otros resultados concluyen que no existe evidencia que comprueba la forma en la que funcionan en los pacientes para el manejo del dolor.

Estos estudios que han mostrado resultados positivos a favor de la aromaterapia resultan ser no concluyentes debido a que no se puede demostrar una evidencia directa de dichos resultados, siendo estos estudios de baja calidad, lo que lleva a la necesidad de tener que realizar más ensayos aleatorios controlados que puedan ser a gran escala y bien diseñados para poder esclarecer la efectividad de la aromaterapia.

Sin embargo, durante estas revisiones sistémicas se pudo encontrar estudios que sugieren que existen efectos fisiológicos demostrables con el uso de la estimulación olfatoria, y, por lo tanto, hay posibilidad de demostrar la efectividad de dicha técnica.

Seguridad y Efectos Adversos

La aromaterapia es una de las terapias de la medicina alternativa con una larga trayectoria desde sus orígenes, cuya efectividad no ha podido ser demostrada de forma científica, lo que conlleva a riesgos de diversos efectos secundarios, haciendo que sus beneficios terapéuticos sean cuestionables.

Una gran diversidad de estudios se ha llevado a cabo en búsqueda de efectos adversos en el uso de los aceites esenciales en la aromaterapia, y muchos han demostrado que la utilización de los aceites de forma concentrada, no diluida, puede causas irritación de la piel en el lugar de aplicación.

Estos estudios han llevado que quienes utilizan la aromaterapia diluyan los aceites esenciales para su aplicación tópica, de esta manera, estos suelen diluirse con aceites portadores como es el caso del aceite de oliva, el aceite de coco y el aceite de jojoba.

También se ha encontrado dentro de los efectos adversos de los aceites esenciales que estos tienen una propiedad química que los lleva a ser sensibilizadores, y, por lo tanto, no causan una reacción en la piel al momento del primer contacto, pero su uso continuo conlleva a reacciones en la piel posteriormente.

Incluso la composición química que caracteriza a los aceites esenciales puede variar como efecto secundario del uso de herbicidas sobre las plantas de las cuales el aceite es extraído, esto generalmente se ven en medios silvestres.

Se ha encontrado que algunos aceites pueden resultar tóxicos tanto para algunos animales que son domésticos, así como para ciertas personas, encontrándose que los gatos son los animales que están más propensos a la toxicidad.

Otro de los efectos secundarios que se ha reportado con el uso de los aceites esenciales es la presencia de ginecomastia, o lo que es lo mismo, agrandamiento de la glándula mamaria en el hombre de forma patológica. Se han reportado la aparición de ginecomastia en 03 niños en edad prepuberal que estuvieron expuestos al aceite de lavanda y al aceite de árbol de té de manera tópica.

Diferentes asociaciones como es el Consejo Comercial de Aromaterapia ubicado en el Reino Unido, así como la Asociación Australiana del Árbol de Té, emitieron una carta de refutación y la solicitud de retracción de dichos resultados respectivamente. Sin embargo, otro grupo de investigadores publicaron un articulo en el que se reportan 03 casos de ginecomastia posterior a la exposición al aceite de lavanda de forma tópica.

Hay quienes están a favor de la ingesta con fines terapéuticos de aceites esenciales, sin embargo, expertos en la aromaterapia, profesionales con licencia en aromaterapia no recomiendan la ingestión de los mismo debido a su gran toxicidad.

Uno de los aceites más tóxicos tras su ingestión es el aceite de eucalipto, el cual, incluso con dosis muy bajas causa una intoxicación muy grave. La ingestión de hisopo, aceites de cedro, thuja y salvia han llevado a producir convulsiones y hasta daño hepático.

Aceites Esenciales

La calidad que presentan los diferentes aceites esenciales puede ser demostrado a través del analisis al utilizar dos grandes técnicas de estudios que son la espectrometría de masas y la cromatografía de gases.

Estas técnicas de estudio tienen la capacidad de medir los niveles de los componentes de dichos aceites, sin embargo, por medio de estos métodos no es posible determinar si dichos componentes son de origen natural o han sido modificados con productos químicos.

Existe una gran variedad de aceites esenciales con supuestas propiedades curativas, donde algunos resultan tener un uso más popular en comparación con otros. Teniendo entonces que los aceites esenciales más usados son:

  • Aceite de menta: al mismo se le otorga la propiedad de mejorar los problemas digestivos.
  • Aceite de romero: utilizado muy comúnmente para estimular la mente, pero también hay otros que lo usan dentro de la aromaterapia para el alivio de los dolores de origen muscular.
  • Aceite de lavanda: usado dentro de la terapia para mejorar los dolores de cabeza, dolores generalizados, así como también para tratar el insomnio y las quemaduras.
  • Aceite de sándalo: se cree que tiene ciertos efectos sobre el sistema nervioso siendo usado en pacientes con ansiedad, depresión y tensión nerviosa.

Aceite de árbol de té: dentro de las condiciones medicas en las cuales se ha aplicado se encuentran los problemas respiratorios, las infecciones por hongos, bacterias y virus.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *